El Ayuntamiento de Santa Cruz instalará 434 baños públicos durante el Carnaval, más del doble que el año pasado

La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, acompañada del concejal de Servicios Públicos, José Ángel Martín, presentó esta mañana ante los medios de comunicación el “ambicioso” dispositivo especial de limpieza y baños que se va a llevar a cabo durante la celebración del Carnaval 2020 en la capital tinerfeña, cuya inversión asciende a 251.000 euros.

Según explicó la regidora municipal, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife centrará sus esfuerzos en “combatir los malos olores” y este año se habilitarán más baños que nunca, más del doble que el año pasado, “en total, 434 baños, frente a los 190 del año anterior” que se repartirán por las zonas más concurridas de la fiesta chicharrera. Como novedad, habrá urinarios conectados directamente a la red de saneamiento público y, por primera vez, unidades específicas tanto para hombres como para mujeres “para facilitar su uso”.

El concejal detalló que se ha apostado por “un diseño más útil” y Servicios Públicos dispondrá varias cabinas con hasta un total de 144 baños. De esta forma, se habilitarán cuatro casetas con seis urinarios, doce múltiples con ocho baños cada una, otra cabina con una docena de urinarios y una quincena de unidades más con cuatro baños cada una.

Los 290 baños restantes serán distribuidos en otras zonas por el área de Fiestas, esto es, en la Feria (20), Carnaval de calle (201), Servicios de Emergencia (20), Escenarios (4) y Cabalgatas (15). A ello se suma otra treintena de baños múltiples para hombres en el cuadrilátero.

En cuanto al servicio de baldeo o riego de las calles, se incrementará y “será continuo y diario para que el ambiente de la ciudad sea el más adecuado y saludable durante toda la semana”. Según precisó Martín, “la ciudad tiene que amanecer apta para el día a día de los chicharreros y las chicharreras” y desde primera hora de la mañana comenzarán estos trabajos que supondrán un incremento del 15% en personal y del 30% en medios mecánicos. El servicio de limpieza durante el Carnaval será desarrollado por 87 trabajadores, 31 vehículos y 12 carros portacubos.

Estas actuaciones extraordinarias del dispositivo de limpieza serán diarias, también festivos y domingos, como apuntó la alcaldesa, para conciliar “las diferentes formas que cada uno elija de vivir el Carnaval” y que la ciudad recupere su aspecto habitual, “despierte sin huella, luzca reluciente y retome su actividad diaria” después de cada evento. Casi un centenar de personas y decenas de vehículos limpiarán cada mañana el área de mayor afluencia de la fiesta y desfiles como la Cabalgata (30 trabajadores y 13 equipos), el Carnaval de Día (18 trabajadores y cuatro equipos), el Entierro de la Sardina (21 trabajadores y diez equipos) o el Coso Apoteosis del Carnaval (13 trabajadores y siete equipos) contarán con servicios específicos que actuarán justo a su paso para que la limpieza sea aún más exhaustiva”.

VASOS REUTILIZABLES GRATUITOS

Otro de los grandes pilares sobre los que se sustenta el dispositivo de la limpieza durante este Carnaval 2020 es en reducir la generación de residuos y mejorar su recogida selectiva. Por primera vez en una fiesta en nuestro país, se pondrán en funcionamiento tres máquinas de diseño propio, capacitadas para realizar una separación de los envases del resto de residuos que se concentrarán en el suelo.

Además, se instalará medio centenar de grandes bolsas ancladas al suelo para aumentar la capacidad de separación de envases y la otra gran apuesta del Consistorio, enmarcada en la línea de preservar y ser respetuosos con el medio ambiente, será la distribución de 31.480 vasos reutilizables y gratuitos en las zonas de la Alameda, El Chicharro y Orche-Weyler.

Todos los vasos reutilizables que se repartan cuentan con un diseño muy llamativo con los personajes del cartel del Carnaval impreso y hay dos variantes de formato. Del número total de ellos, 1.080 son de 60 centilitros y disponen de tapa con pajita, mientras que los 30.400 restantes son de 50 centilitros y constan de un colgante para facilitar que no se pierdan o caigan.

La alcaldesa animó a la ciudadanía a implicarse y asumir parte de la responsabilidad para “hacer uso del mismo vaso durante toda la fiesta”, con el objetivo de cuidar el medioambiente “además de conseguir una ciudad más limpia”. Hernández destacó que para implementar esta actuación este año los kioskos tienen prohibido dispensar bebida en vasos de un solo uso.

Como señaló Martín, nos encaminamos a una “Santa Cruz libre de plásticos” y estos establecimientos cobrarán un euro por vaso para que los carnavaleros y carnavaleras vuelvan con él cuando quieran hacer un nuevo pedido. Estos recipientes también son muy llamativos, cuentan con diferentes modelos y la alcaldesa apuntó que puede haber gente que “quiera coleccionarlos” como recuerdo de este Carnaval que aspira a volver a ser “el mejor del mundo”.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.